Jair de la Rosa Madariga

14 años

Su municipio, dice, es un pueblo tranquilo y lleno de paz donde todos son muy trabajadores, honestos y buenas personas. Este joven santarroseño toca bombardino desde hace tres años, y antes tocaba caja y guacharaca, instrumentos que aprendió empíricamente. Dice que la música es una forma de expresar sus sentimientos y que el bombardino es un instrumento muy poderoso y fundamental para el estilo musical de la banda de su municipio que es, principalmente, porros, fandangos, puya, vallenato y cumbia. Jair sabe que Cuba es un lugar muy importante musicalmente y aunque no conoce nada espera tener una experiencia inolvidable y dar lo mejor. “Quiere demostrar que Colombia vale la pena y que es un lugar lleno de cultura”. Cuando sea mayor, Jair sueña con estudiar música y vivir profesionalmente de la música.

Comentario